Selo Maia – Leitura complementar para reflexão

Selo Maia – Leitura complementar para reflexão

- emAntropologia
1516
0

Para melhor compreensão do que seja o SELO MAIA DA LUZ (entregue por um Mestre Ressurrecto maia ao VM Samael), sugerimos ao estimado leitor que pesquise e estude as obras O Deus Pacal e A Magia das Runas, de Samael Aun Weor.

Em seguida, entregamos um trecho do capítulo 16 do Magia das Runas, para quem ainda não leu esta obra:

Noite divina, eis-me aqui, por fim só comigo mesmo, escutando nas vozes de Isaías teu clamor insinuante que me nomeia.

Noite encantadora, Urânia, vida minha. Por ti estar enfermo é estar são. Todos os contos que divertem o mortal na remota infância nada são para ti. Tu cheiras melhor que fragrância de jardins encantados e és mais diáfana, meu bem, que o diáfano palácio de cristal.

Com fecundo ardor, sem acidente algum, com uma piedade simples, atravessei as ruas da cidade capital do México. Atravessei a cidade à meia-noite entre cristais inefáveis, limpos de toda névoa.

Quem, gritando meu nome, à morada recorre? Quem me chama na noite com tão deliciosa entonação? É um sopro de vento que soluça na torre, é um doce pensamento.

E subi à velha torre da Catedral Metropolitana cantando o meu poema com a voz do silêncio. Perdeu-se a neblina no pico das montanhas. Das terras que sofreram tremendas convulsões, produzidas pelo vômito das lavas das crateras, surgiram como por encanto para o deleite dos olhos Iztaccihuatl e Popocatepetl, os dois legendários vulcões que quais guardiões custodiam o vale do México. E além das longínquas montanhas, vi mundos e inefáveis regiões impossíveis de serem descritos com palavras.

Olha o que te aguarda, disse-me uma voz generosa que dava música ao vento. Canção que ninguém escuta e que vai soando, soando por onde quer que eu vá, e em cujas notas parece que eu sinto minha própria voz.

Ao descer da torre, alguém me seguia, era um chela ou discípulo. Grande foi a minha alegria. Sentia-me embriagado de uma deliciosa voluptuosidade espiritual. Meu corpo nada pesava, movia-me no veículo astral e meu corpo físico há algum tempo que já o abandonara.

No átrio da velha catedral, ao pé dos vetustos muros que tinham sido mudas testemunhas de tantas brigas, malabarismos e desafios durante diversos séculos, vi um variegado e pitoresco conjunto de homens, de mulheres, de meninos e de anciões que por toda parte vendiam suas mercadorias.

Em um ângulo da velha catedral, sentado como um iogue oriental, junto ao muro e sob a antiquada torre, vi um ancião asteca de idade indecifrável a meditar. Um adormecido poderia tê-lo confundido facilmente com mais um mercador.

O venerável tinha diante de si, na fria pedra do piso, um estranho objeto, uma sagrada relíquia asteca. Humilhado, confundido e abatido, prostrei-me reverente diante do santo e venerando indígena. Então, o ancião me abençoou.

O chela, o discípulo, que seguia meus passos, parecia um sonâmbulo. Sua consciência dormia profundamente e sonhava… de repente, algo acontece. Ele inclina-se para pegar algo e sem o menor respeito colhe a intocável relíquia, observa-a em suas mãos com infinita curiosidade e eu fico francamente horrorizado com este procedimento.

Aquilo foi terrível para mim e exclamei: Mas o que é que tu estás fazendo? Estás cometendo um grande sacrilégio. Por Deus, retira-te daqui e deixa esta relíquia em seu lugar.

No entanto, o Mestre cheio de infinita compaixão replicou: Ele não tem culpa, pois está com a consciência adormecida. A seguir, com todo bom samaritano que quer levar ao coração aflito o precioso bálsamo, segurou a cabeça do adormecido neófito e soprou em seu rosto o fohat vivo para que despertasse, porém tudo resultou inútil e o discípulo continuou dormindo, sonhando.

Cheio de profunda amargura disse: e eu que tanto lutei no mundo físico para que despertassem sua consciência, no entanto, continuam dormindo.

O chela agora assumira uma figura gigantesca. O Eu Pluralizado, o conjunto de distintas entidades, se metera dentro de seus corpos lunares, dando-lhe aquela aparência. Era curioso ver o descomunal gigante de cor cinza caminhando lentamente como um sonâmbulo pelo átrio da antiga catedral.

Ele afastava-se de nós e dirigia-se para sua casa, onde seu corpo físico dormia. Não consegui conter a exclamação: que corpos lunares mais feios!

Mas o venerável ancião, embriagado de compaixão, alertou-me: no templo onde vais entrar agora (um templo jinas, um santuário asteca), há muitos como ele, olha-os todos com simpatia. Claro que os olharei com simpatia, respondi…

Falemos agora da reencarnação. Por acaso, se reencarnam as criaturas lunares? Poderia haver reencarnificação onde não há individualidade?

A doutrina de Krishna no sagrado país do Ganges ensina que somente os Deuses, Semideuses, Heróis, Devas e Titãs se reencarnam. Em outras palavras, diremos que somente os Autorrealizados, aqueles que já encarnaram o Ser, podem reencarnar.

O Ego, o Eu pluralizado, não reencarna porque ele está submetido à lei do Eterno Retorno de todas as coisas. Ele regressa a uma nova matriz, volta para este vale do Samsara, reincorpora-se.

O Deus Pacal

Por Samael Aun Weor

Ahora conviene que extendamos nuestra mirada hasta Palenque, hace tiempo estuve explorando aquella tumba maravillosa, en realidad de verdad, que Palenque ofrece sorpresas magnificas. En el derredor de Palenque, pudimos encontrar toda una ciudad funeraria que esta aún por descubrirse, lástima que multitud de templos y sepulcros estén ahí, aún hoy en día cubiertos totalmente por la selva. Nos maravillamos de todo esto, hubimos de encontrar algunos relatos maravillosos y extraordinarios, entre gente de Palenque.

Me viene a la memoria un caso insólito, el de cierta dama de los Estados Unidos; ella llegó a Palenque y consultó a un amigo nuestro que desde hace muchos años vive ahí dedicado exclusivamente a investigar los asuntos mayas. La dama requirió los servicios de aquél hombre experto en tales cuestiones y éste, como es natural, no pudo negársele a servirle en lo que pudiera. La dama le rogó que le guiara y él se ofreció de buena voluntad a servirle de guía.

Mas he aquí un caso insólito, en los instantes en que el guía se preparaba para subir al automóvil, ella le detiene diciéndole: «Usted es el guía, pero va a tener que obedecerme, yo le diré en qué lugar del bosque necesitamos detenernos»… Claro que el hombre se quedó perplejo, ¿cómo es posible que me pida de guía y luego sucede que es ella la que tiene que guiarme? Al fin, ¿quién es el guía de quién?.

Subieron al automóvil, la dama que era acompañada por su marido, llegando a cierto lugar le ordena detenerse, diciendo: “aquí es”. Claro, nuestro guía estaba asombrado, no sabía de qué se trataba, baja ella del automóvil y le pide al guía que baje también, el marido baja, echan llave al carro y ella dice: “Nos vamos a meter derecho aquí por esta montaña y vamos a dar al lugar”.

Una dama recién llegada de los Estados Unidos procediendo de esa forma, era como para tener al hombre bastante mortificado, confuso, al fin y al cabo no sabía de qué se trataba. La dama, delante de todos, se abrió paso entre la montaña y de pronto se detuvo, “aquí es”, dijo… luego levantó unas piedras y ante el asombro del guía, apareció un esqueleto humano, he ahí un sepulcro. Dijo: “vamos”,,, le siguieron tanto el marido como el guía.

Volvió a su automóvil, regresó al poblado de Palenque, pagó al guía y se fue, nunca se supo más de esta dama.

En medio del bosque, llegué también al lugar, obviamente fue el guía el que me condujo al sitio y me dijo: “aquí hay un centro magnético”, podría usted maestro decirme ¿en qué lugar de este sitio se encuentra el centro magnético? Sentí telepáticamente, que el centro magnético se encontraba precisamente donde estaba el sepulcro, oculto entre las piedras, le dije: “Aquí hay más fuerza magnética”.

¿No habrá por otro lado? – dice el guía -, bueno, vamos a dar la vuelta le dije. Dimos la vuelta, «aquí está el polo contrario del centro magnético», dije. Exclamó el guía: «tiene usted razón maestro, aquí es”. Vamos ahora nuevamente al centro, volvimos, levantó las piedras y… ¡apareció el esqueleto!

Entonces fue cuando el guía me contó la extraña historia que a mi vez relato a ustedes. Hay muchos relatos interesantísimos en Palenque que llaman mucho la atención; el guía aquél está en contacto con los mayas y resulta muy interesante que gentes mayas aún vivan. Se le preguntó, por ejemplo a un anciano: ¿Cuándo cree usted que llegará la gran catástrofe que amenaza al mundo Tierra?

Respondió: -“En el Katun 13”. -¿Tu hijo lo verá? Respuesta: -“No, mi hijo no lo verá”. -¿Tu nieto lo verá? Respuesta: -“Sí, mi nieto lo verá”. -¿En qué año entra el Katun 13? Respuesta: “En el año 2043”.

Realmente se aguarda una gran catástrofe y los mayas están bien informados, alguien por ahí cuyo nombre no menciono, alta autoridad en cuestión de antropología meramente oficial, profana, afirmó: «que los mayas no tenían conocimientos astronómicos, que eran gentes ignorantes», pero la realidad de las cosas es que conocen la astronomía a fondo detenidamente.

Aún hoy en día, se la pasan haciendo grandes cálculos matemáticos, los mayas enseñaron al amigo mío, “al guía” un sistema por ejemplo: a base de granos de maíz y café con el que se hacen operaciones aritméticas en cuestiones de milésimas de segundos.

Se presentó por ahí un gran experto en matemáticas, ¡un gran profesor!, mi amigo le dijo: “Usted podrá usar muy bien las computadoras, es un profesor de matemáticas, pero yo le reto a que hagamos una operación matemática, voy a usar los procedimientos mayas, con granos de maíz y café, y usted use su computadora”». El hombre dijo: “Realmente usted podrá saber mucho pero me está faltando al respeto”…

“No señor, yo no estoy tratando de faltarle al respeto únicamente quiero demostrarle a usted, que los mayas son expertos en matemáticas, y que mientras ustedes manejan una computadora para hacer sus cálculos, aquí se hacen los mismos cálculos más rápidamente que en cualquier computadora, y si quiere usted, hagamos el experimento”.

El profesor aquél, lleno de tremendo orgullo prefirió guardar silencio y se retiró mirando su reloj, se le hacía muy tarde, dijo, y se fue. Vean ustedes pues, que los mayas no son ignorantes como suponen las gentes, se equivocan, los Mayas realmente se pasan el tiempo haciendo cálculos astronómicos. Y saben que se acerca a la Tierra un mundo, que los mismos hombres de ciencia ya bautizaron con el nombre de “Barnard I”; ese mundo pertenece a otro sistema solar, tiene una órbita enorme y se acerca peligrosamente a nuestro mundo Tierra.

Cuando Barnard I sea visible a simple vista se producirán acontecimientos catastróficos extraordinarios, esto no lo ignoran los Mayas. Entonces, tal como está escrito en el Katun 13, aquél gigantesco mundo, por fuerza magnética atraerá hacia la superficie de nuestra Tierra a todo el fuego líquido, brotarán volcanes por aquí, por acá y se producirán terribles terremotos y grandes cataclismos, esto será, según los Mayas en el Katun 13, año 2043. Se están preparando para este evento y dicen: “Mi hijo no lo verá, mi nieto lo verá”.

Así que ellos son sabios en gran manera. De acuerdo con sus doctrinas está escrito de que: “En el máximum de acercamiento de Barnard I”, se producirá una revolución de los ejes de la Tierra, los mares cambiarán de lecho y las tierras actuales serán devoradas por los océanos, esto es un cambio radical en toda la fisonomía geológica de nuestro mundo.

Lo más asombroso es que los Mayas desde tiempos antiguos enjuiciaron a la humanidad actual, ellos dicen que acercándose el Katun 13 se verían por las calles de todas las ciudades del mundo hombres de dos días, que serían la vergüenza de esta raza. Escudriñando un poco sobre esos citados hombres de dos días, venimos al fin a descubrir de que se trataba de los homosexuales, el mundo todo sería pervertido por el homosexualismo y el lesbianismo, cosa que se está cumpliendo actualmente.

El gran Incendio Universal pronosticado por Nostradamus, ya está escrito en el Katun 13 de los Mayas, ellos dicen que: “El fuego como sangre arderá por todas partes y que quemará todo aquello que tenga vida”. Así es que los Mayas no ignoran nada de todo esto que está por venir.

Bien, estuve en el sepulcro del Dios Pacal, me pareció extraordinario, obviamente tiene tal sepulcro una gran tapa de piedra debidamente burilada, cincelada. Don Pedro Ferriz, distinguido caballero dedicado a grandes investigaciones en cuestiones de platillos voladores, hombre serio en estos estudios, supone que esa plancha de piedra que tapa el sepulcro indica que el Dios Pacal de los Mayas, era un astronauta o viajero del espacio.

En eso sí, a pesar de que admiro a Pedro Ferriz, lamento disentir, porque estuve examinando cuidadosamente aquella gran plancha de piedra y pude verificar por mí mismo y en forma directa de que el «Dios Pacal» no era pues un habitante de otro planeta, como don Pedro supone. Aparece sobre la piedra, que pesa varias toneladas y que cubre el sepulcro, una Gran Cruz hecha con cañas de maíz, y esto nos invita a la reflexión, entre los Mayas así como los Nahuas, Zapotecas, Toltecas, etc.

El maíz es sagrado, alegoriza o simboliza a la simiente humana, por ejemplo: en China, India, Japón, etc., la simiente humana está alegorizada o simbolizada por el arroz y en los pueblos cristianos de Europa y de Medio Oriente, la simiente fue alegorizada o simbolizada por el trigo. La cruz hecha de cañas de maíz, obviamente resulta tremendamente significativa, pues bien sabemos nosotros, que la cruz es un instrumento de liberación no únicamente de martirio.

Realmente la inserción del Falus vertical, dentro del Ectais formal, hacen cruz, bien, y si tal cruz es hecha de cañas de maíz, nos está indicando algo extraordinario, es obvio que el Ens Seminis dentro del cual está contenido el Ens Virtutis del fuego, existen poderes extraordinarios.

El Ens Seminis o entidad del semen, o esperma sagrado del ser humano, contiene poderes místicos trascendentales formidables que los Mayas analizaron cuidadosamente en sus estudios, no solamente en Palenque, sino en Can-Cun, en Chichen-Itzá, etc.

Si la gente supiera del poder que existe en el Ens Seminis, jamás gastarían esa energía torpemente, para la satisfacción brutal de las pasiones animales, antes bien, aprenderían a transmutar. Los Mayas conocieron tal ciencia, ellos sabían por ejemplo que: “si no se derramaba el Vaso de Hermes, es decir, si no se cometiera el error de eyacular el Ens-Seminis, éste se transmutaría en energía creadora”.

Así es como el cerebro se seminiza y el semen se cerebriza. Como resultado o secuencia de un proceder así en el hombre resulta una tercera fuerza, profundamente divinal, me refiero al fuego sagrado, cuando éste asciende en la espina dorsal del hombre, nos transforma radicalmente y nos convierte en verdaderos superhombres como el Dios Pacal.

Descendimos las escalinatas que conducen al sepulcro del Dios Pacal; una Piedra Triangular sella la entrada, ahora esa piedra está colocada a un lado, el hecho de que sea triangular tal piedra, nos invita a pensar en muchas piedras triangulares de las catedrales góticas de Europa.

Esa piedra triangular representaría para el mundo cristiano: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, es decir a las tres fuerzas de la naturaleza: Santo Afirmar, Santo Negar y Santo Conciliar.

Obviamente sin esas tres fuerzas no puede haber ninguna creación, cuando esas tres fuerzas fluyen en direcciones diferentes, no hay creación; surge una nueva unidad cósmica dentro del espacio infinito, cuando esas tres fuerzas coinciden en un punto dado se realiza una creación.

Lo mismo sucede con el Matrimonio Perfecto, el hombre es la fuerza positiva, la mujer la fuerza negativa y la tercera fuerza, el Santo Conciliar, concilia a los dos lados.

Las tres fuerzas unidas realizan una nueva creación y viene al mundo un nuevo hijo, un nuevo vástago. Los Mayas comprendieron todo esto y que la piedra que sella el sepulcro, que sella la entrada del Dios Pacal es triangular resulta interesante.

Hay un Pectoral que aparece muy bien hecho sobre el pecho del «Dios Pacal», nueve collares (9), esos nueve collares representan el noveno Circulo Dantesco: “El pozo del Universo, dentro del organismo humano”.

Los Organos Creadores, indican que el Dios Pacal era un hombre que transformaba el esperma sagrado en energía creadora, un hombre completamente casto, recto, en el sentido más completo de la palabra, un hombre que jamás adulteró, que nunca fornicó.

En su cuello aparecen Tres (3) Collares más, representando las tres fuerzas primarias de la naturaleza, y del cosmos, indica que el Dios Pacal logró cristalizar en su naturaleza la fuerza del Padre, la fuerza del Hijo, la fuerza del Espíritu Santo. El Santo Afirmar, El Santo Negar y El Santo Conciliar, es decir, el Dios Pacal logró darle forma a esas tres fuerzas dentro de sí mismo.

El Dios Pacal tiene Diez (10) Anillos, en sus diez dedos, esto nos está indicando a los Diez Sephirotes de la Kábala Hebraica, un hombre que se llenó de extraordinarias virtudes, es un hombre magnífico, un verdadero Avatara o Mensajero para la humanidad de aquella época. Un hombre que le entregó a los Mayas grandes conocimientos.

En una de sus manos aparece un Cubo, una piedra cúbica y en la otra una esfera. La piedra cúbica nos indica que realmente, éste hombre era tan sabio que poseía la piedra filosofal, es decir, la piedra de la Verdad, un hombre que había encontrado la Verdad. Y en cuanto a lo otro, en cuanto a la Esfera, nos indica que era un hombre perfecto, hombre que había despertado su conciencia, un hombre que gozaba de sabiduría infinita.

Pero hay algo que aterra en todo esto, algo que asombra, que espanta: Resulta que lo sepultaron con seis decapitados. Es una cuestión meramente simbólica. Pero los Seis Decapitados, son hechos concretos, decapitaron a seis hombres, y los enterraron con el «Dios Pacal», claro que para transmitirle a la posteridad un mensaje.

Sin embargo, debemos reconocer que la forma de transmitir dicho mensaje fue muy sangrienta, seis hombres decapitados, con eso quisieron decir los Mayas que este hombre, había eliminado todos sus defectos de tipo psicológicos, porque cuando nosotros consultamos la Kábala Hebraica vemos, la estrella de seis puntas del Rey Salomón, seis puntas son masculinas y las seis entradas entre punta y punta son femeninas.

Las doce radiaciones se descomponen mediante la Alquimia en doce constelaciones del Zodíaco, bien, pero el número seis indubitablemente también recuerda al enamorado, al amor, a la pasión, etc., es decir, este hombre eliminó de sí mismo todos sus defectos pasionales, de todos los agregados psíquicos que le apenaban, logró la máxima perfección y el testimonio para la posteridad fueron los seis decapitados. Si no se conociera un poquito la Kábala Hebraica, sería imposible encontrar entonces el significado de los seis decapitados.

Es tremenda la tumba del Dios Pacal, lleva una Máscara de Jade que ha sido reconstruida por el Museo de Antropología, esa máscara de jade nos está indicando pues, que su rostro era tan perfecto que había que velarlo de los profanos, un rostro de un hombre Dios. Se construyó pues todo un monumento para enterrar a ese gran Avatara o Mensajero de los Mayas que se llamara Pacal.

Pacal fue un hombre que trabajó con el maíz, es decir, con la simiente. Lo de la plancha o tapa de piedra que cubre la tumba del Dios Pacal, aparece éste como descendiendo de la cruz. Entonces es como Don Pedro Ferriz piensa que está este hombre manejando algún aparato capaz de viajar a través del espacio.

Aparece también ahí un símbolo del planeta Marte, para indicarnos que el Dios Pacal estaba relacionado en alguna forma con el planeta Marte, mas no quiere decir esto que fuera habitante o un extraterrestre venido de Marte, sino un hombre influenciado por la radiación marciana, un hombre de carácter enérgico, un hombre fuerte, que supo enseñar a los Mayas su doctrina.

Investigando pues todas estas cuestiones Mayas, todos estos aspectos antropológicos, debemos volvernos profundamente reflexivos. Estamos en momentos de que esa gran catástrofe se acerca de acuerdo con los Mayas, y antes de que esa gran catástrofe venga al mundo dicen los Mayas, habrá guerras en toda la redondez de la Tierra y esto también lo afirman las profecías de distinguidos sabios.

Guerras estamos viendo por todas partes, el mundo de Medio Oriente, por ejemplo, se encuentra en estos instantes abocado a una nueva guerra; calamidades las hay y por montones, antes del Katun 13. Pensemos que el fondo de los mares está agrietado, hay algunas grietas tan profundas, por ejemplo en el Pacífico, que ya ponen en contacto el agua con el fuego líquido que existe en el interior del mundo, como consecuencia o corolario, en estos momentos se están formando presiones y vapores dentro del interior de la Tierra.

Tales vapores originan de hecho tremendos terremotos, tales presiones originan de hecho tremendos maremotos, por aquí y por allá. Obviamente, la Tierra está en una gran agonía; esto lo saben los científicos, por ejemplo los peces del inmenso mar se están agotando debido a la contaminación y son muchos los seres humanos que se están enfermando a causa de la contaminación. Los aires están contaminados y son muchos los seres humanos que se están enfermando a causa de la polución ambiental.

Dijeron ciertos hombres de ciencia que si nosotros no logramos corregir el smog antes de 40 años habría perecido por lo menos la mitad de la humanidad. Las tierras se están esterilizando, en estos instantes, ya no son capaces de producir todo lo que la humanidad necesita, debemos saber que sobre la faz de la Tierra existen 4,500 millones de personas y las tierras cultivables en estos momentos están en agonía.

Los frutos de la tierra han sido adulterados por los sabihondos, éstos con sus sabihondeces incuestionablemente han causado gran daño, han injertado las plantas con otras plantas y aparecen frutos que alegran la vista, pero que no poseen los mismos poderes vitales de los frutos reales y que es absurdo intentar corregir a la naturaleza; «ella sabe lo que hace”.

Así, mis queridos amigos, después de haber viajado por las tierras del Mayab, y haberme enterado de lo que viene al mundo, el Katun 13, he querido con ustedes platicar esta noche para decirles que los Mayas no fueron ningunos ignorantes y que todos los pueblos de México estuvieron dotados de terrible sabiduría.

Leave a Reply

O seu endereço de e-mail não será publicado.

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.

Confira também

Magia da pita

Agave americana marginata Nos tempos da Lemúria, um